Extremos de un mismo negocio

Millones de mujeres alrededor del mundo usan maquillaje en su piel todos los días, los ingredientes de estos productos en ocasiones pueden amenazar no sólo la salud de quienes los usan, sino también la vida de una gran cantidad de niños que trabajan en su extracción.

Uno de estos ingredientes es la mica, mineral muy común en la composición de rubores, labiales y sombras para ojos, aunque también se encuentra presente en algunas cremas y bronceadores, ya que otorga a estos productos la luminosidad y el brillo (muchas veces perceptible a simple vista) que tanto le agrada a las mujeres.

El y EllaEl 60% de la producción de mica en el mundo se origina en la India. En los distritos de Koderma y Giridih, en el empobrecido estado de Jharkhand, se encuentran los mejores depósitos de mica en láminas del mundo donde miles de niños son obligados a trabajar en las minas y pierden su infancia a causa de la explotación, una situación que de acuerdo con datos de la organización Made in a Free World, alcanza la alarmante cifra de 20 mil colaboradores infantiles solo en las minas de Jharkhand.

Aproximadamente 15 mil toneladas de mica salen de las minas cada año para cubrir principalmente la demanda de la industria cosmética. Japón, Reino Unido, China y Estados Unidos son los principales consumidores de este mineral. Dependiendo de la calidad, su precio en el mercado oscila entre 1.000 y 2.000 euros por kilo, mientras que los mineros obtienen una media de 10 rupias por kilo (0,13 euros aproximadamente)

Una vez extraída, agentes independientes compran la mica y la llevan a Domchanch, un pequeño pueblo cercano, donde el mineral se vende a intermediarios, se corta y se refina. Luego se enviarán a los exportadores de Kolkata, desde donde se introducirán en el mercado mundial, a través de China y Europa.

El programa Safe VillagesSafe Villages de la organización Made in a Free World busca erradicar este grave problema de esclavitud infantil ofreciendo protección y educación a las niñas que se ven envueltas en este tipo de explotación. Como parte de su campaña de recaudación han lanzado un vídeo que relaciona el brillo de los productos que contienen mica con el brillo que se esfuma en el rostro de las miles de niñas que extraen el ingrediente de las minas.

Una actividad no solo inhumana e ilegal sino donde niños y niñas arriesgan sus vidas, esclavizados, para que las mujeres del mundo luzcan luminosas y brillantes. ¿Qué hay detrás de esta violencia?… Vanidad, egoísmo, maldad y un gran negocio.

Algunos investigadores también han relacionado la constante inhalación de mica con enfermedades respiratorias, por lo que una excelente alternativa para cuidar tu propia salud y asegurarte de que el brillo en tu cara no provenga de la esclavitud infantil es adquirir productos de origen natural o con ingredientes orgánicos.

La esclavitud infantil se ha convertido en un instrumento de la guerra comercial internacional mediante la explotación de niños y adolescentes que forman el grupo laboral mas vulnerable y desprotegido. Poderosas empresas conocidas en todo el mundo- con producciones que van desde los automóviles y ropa de gran consumo hasta refrescos y zapatillas deportivas- utilizan a niños y niñas, mediante subcontrataciones en los países empobrecidos, para abaratar una mercancía que se vende en otros lugares y que esos menores nunca podrán disfrutar. La esclavitud infantil de los niños aumenta en todos los sectores, tanto en la agricultura como en la industria como en los servicios. Los niños y las niñas trabajan en todo el mundo como consecuencia de la miseria y de la pasividad o complicidad de los gobiernos y organismos internacionales.

Como resumen podríamos decir que de cada tres niños que hay sobre la tierra uno se atiborra, otro es esclavo y el tercero sobra.

LA NOVEDAD EN LA HISTORIA ES QUE CONVIVIMOS CON LA MISERIA, LA GUERRA, EL HAMBRE, LA ESCLAVITUD INFANTIL, ETC. CON ABSOLUTO CONSENTIMIENTO.

 

Fuentes:
guiajarocha.com
portaluz.org
elmundo.es
solidaridad.net